QUECHUA


   

Datos Generales:

(de qhichwa runa, "gente de los valles, de la zona templada") es un término con el que se autodenominan varias etnias de la cordillera de los Andes, principalmente aquellas que hablan quechua, y un nombre colectivo usado para la totalidad de estas etnias.


Existen etnias quechuas en Perú, Bolivia, Chile,Argentina y Ecuador. En Ecuador, el norte del Perú y en Argentina se usa la variante fonética Quichua (kichwa runa - las variantes quichuas norteñas no distinguen entre k y q) y - además del término kichwa - algunas etnias del Ecuador y de la selva peruana.

Unas etnias quechuas (algunas adquirieron el quechua de los Incas):

 

  • Inca
  • Chanca (en Huancavelica, Ayacucho y Apurímac)
  • Huanca (en Junín; hablaron el quechua antes de los Incas)
  • Cañaris (en Ecuador; fueron quechuizados por los Incas)

 

Grupo lingüístico: Quechua.

 

El quechua, aunque deriva del aymará, es una lengua más evolucionada, porque durante el imperio Inca se fueron incorporando a ella nuevos términos y variaciones fonéticas (arawacas y otras). La lengua de los incas afianzó aún más su presencia en el Altiplano durante el periodo de la colonización española, ya que los españoles la utilizaron para sus relaciones con los habitantes andinos, sin diferenciarlos de su origen y por tanto, sin tener en cuenta las diferentes lenguas de estos pueblos. Es el idioma indio que más se habla en el continente americano, es una lengua llena de riqueza y muy imaginativa, con palabras que describen sensaciones muy complejas, observaciones de acontecimientos, etc. Garcilaso de la Vega "el inca" (hijo de una inca y de un capitán español) animó a los españoles a que aprendieran el quechua, los indios que hablan este idioma -dijo- poseen un intelecto mucho más claro y apto para la comprensión, y el idioma posee un mayor alcance y una mayor variedad de formas de expresión. Aunque los incas instalaban escuelas en los territorios que conquistaban, su enseñanza no utilizaba más textos que las cuerdas de nudos, llamadas quipu, que servían para anotar cifras y les permitían realizar una interminable serie de operaciones aritméticas.

País/-es: Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile

 

Región

 

Poblados diseminados por los Andes, en sus altos valles y sus amplias mesetas, se extienden a lo largo de 3.000 Km. desde la frontera colombiana hasta el Chile central.

Territorio y características de ocupación: Cuzco a 3.420 m. de altura , en los Andes peruanos. Era la capital inca, e incluso hoy sigue siendo el gran centro de los quechuas.

Se llama altiplano a la planicie (entre 3.750 y 5.200 m.s.n.m.) que se ubica entre las dos cordilleras andinas. Normalmente encontramos un paisaje abierto, pero con un poco de suerte, es posible hallar restos de bosques ralos y abiertos de especies nativas que formaron parte importante del paisaje original de estas tierras. Suele ser más húmedo al norte y árido al sur. Las temperaturas medias anuales son inferiores a los 10º C, las heladas sobrepasan los 100 días al año y pueden ocurrir en cualquier mes. El balance hídrico es por lo general negativo: los cielos despejados la mayor parte del año y la altura originan una alta evaporación. Las heladas y la amplia variabilidad térmica diaria, determinan una limitación de la variedad de productos agrícolas y, por lo general, una baja productividad.

En los valles templados encontramos temperaturas medias anuales entre 2º y 18º y corresponden a altitudes entre los 1.200 y 3.600 m.s.n.m. Las variaciones térmicas entre estaciones son mínimas y las heladas escasas y poco intensas. A medida que descendemos del altiplano a los valles, la actividad agrícola suele tener una mayor importancia respecto de la ganadería, aunque en los valles las cabras y las ovejas ejercen una fuerte presión sobre la tierra y pueden tener problemas de subsistencia, particularmente al final de la época seca. Se observa una débil proporción de materia orgánica y un agotamiento progresivo de las tierras.

Los yungas se encuentran entre los 800 y 2.000 m.s.n.m. las temperaturas son siempre superiores a 17º, no hay heladas ni grandes variaciones térmicas. Las pendientes y la elevada pluviosidad originan suelos lavados con la consecuente pérdida de fertilidad. La intensidad de las precipitaciones y la exuberante vegetación dificultan la actividad agrícola.

En todo el conjunto se observa que la introducción del ganado y las prácticas agronómicas introducidas, han producido en el transcurso de unos cuantos años un rápido deterioro del medio ambiente, que limita aún más su ya de por sí escasa productividad.

 

Cultura

 

Formas tradicionales de explotación y organización comunitarias

 

La domesticación y adaptación de plantas en la región andina demuestra que el poblador antiguo manejaba muy bien la diversidad ecológica y sus posibilidades. Cada nicho ecológico ofrece una variedad de productos agrícolas, como el caso de la papa, que junto a la oca, ulluku o papalisa (tubérculos), quina y qañawa (quenopodáceas), y el tarwi (leguminosa) fueron la base de la alimentación y del desarrollo de la agricultura en la altiplanicie. En el caso de los valles, los productos autóctonos más conocidos son: la coca, maíz, ají, camote, maní; frutas diversas como la chirimoya o el tumbo, y muchos productos más.

 

Hoy en día los quechuas no cultivan más que una parte relativamente pequeña de la tierra que cultivaban sus antepasados, descendientes de la civilización inca, que utilizaban la técnica de regadío de la seca estepa montañosa mediante un complicado sistema de canales y terrazas. Gracias al manejo de estas tecnologías consiguieron resultados espectaculares en la domesticación de esas plantas. Los logros del pasado siguen siendo perceptibles; pese a que tras la conquista española se abandonaron zonas cultivadas y se introdujeron nuevas especies vegetales y animales, la base de la alimentación en la zona andina la sigue ofreciendo, en buena medida, la producción y consumo de especies nativas.

 

Ya en el año 500 a de J.C. los quechuas habían domesticado la llama. El estiércol de llama se utilizaba como fertilizante y como combustible para las hogueras. Pero donde mejor se estima el valor de la llama es como animal de carga; capaces de llevar pequeños fardos a través de los largos y peligrosos senderos de la montaña, estos animales no requieren ningún cuidado especial, ellos mismos se alimentan por el camino. En el invierno se pueden ver frecuentemente grandes hileras de llamas que descienden de las altas punas a los valles, cargadas de sal y patatas.

Se cree que fueron los primeros en cultivar la patata. Pero aparte de su valor inmediato, los quechuas descubrieron un sistema para conservar su contenido nutritivo, sistema que se sigue practicando en la actualidad. Exponiendo las patatas a las heladas nocturnas y luego al calor del día y pisándolas más tarde para extraerles la humedad, los indios produjeron la chuna, una comida negra y deshidratada muy ligera, fácil de almacenar y que puede conservarse indefinidamente.

 

Artesanía

 

Los primeros hilados fueron con lana de llama. El proceso de elaboración fue perfeccionándose hasta conseguir las telas que han dado fama a los indios precolombinos.

 

Mercados

 

En la comunidad quechua, los intercambios se hacen siempre en un ambiente que no es meramente económico y en el que la reciprocidad juega un papel determinante. Los valores de lo intercambiado están fijados por la costumbre más que por el mercado nacional.

 

Las diferentes formas de circulación del trabajo y de los productos de éste forman un solo sistema fundado en el parentesco y en las expresiones culturales comunes a todo el grupo étnico. En el intercambio cada parte cree ser la más generosa; entre los contratantes se compara más el grado de generosidad, y no se calcula tanto lo que se transfiere efectivamente.

 

Existe un comercio tradicional que se realiza utilizando como medio de transporte a las llamas. La modalidad básica del comercio de estos llameros es el trueque, aunque a veces interviene la moneda, pero su interés básico es obtener bienes de uso de las zonas agrícolas; prefieren cambiar los suyos por alimentos. Se relacionan con zonas agrícolas de los valles y de yungas, ellos ofrecen productos de ganadería transformados por la artesanía textil; también carne seca, sebo, cueros, y en algunas oportunidades lana.

 

Cuando la economía tradicional de las comunidades se enfrentó a la economía de mercado, comenzó un proceso que está llevando a la desaparición de los sistemas tradicionales. En un primer momento, la economía comunal trata de adaptarse a las condiciones que se imponen desde afuera; mientras en las comunidades se comercia sólo un excedente, el efecto modificador del mercado es atenuado por las normas tradicionales de la comunidad. Sin embargo, éstas no pueden mantener por mucho tiempo esa modificación y tienden a decaer frente a la potencia del dinero y a las necesidades productivas y de consumo que genera el mercado.

 

Semanalmente se organiza un día de mercado donde se realiza la compra-venta de artículos de primera necesidad para la familia. Comúnmente la mujer acude con una "arrobita" de su producción, la cual vende, e inmediatamente va a adquirir otros productos que necesita; no guarda el dinero ni lo acumula. Sólo en época de cosecha las transacciones en la feria son mayores, en este caso suele acudir el hombre, aunque hay muchas variantes según el lugar y el producto.

 

Educación

La madre es el agente principal y básico para la socialización del niño. Hasta el año y medio de edad lo lleva cargado a la espalda y lo va cuidando mientras realiza sus actividades. La que colabora en el cuidado de los niños menores es normalmente la hija mayor; esta es una de las funciones específicas que debe realizar a partir de los cuatro años de edad aproximadamente. El padre dedica poco tiempo a la crianza de los hijos en esta primera etapa. Después de los cinco años el niño varón ya colabora más con el padre, entrenándose en las distintas actividades propias del hombre. En cambio en el caso de las hijas, éstas quedan siempre junto a la madre, que sigue influyendo en su comportamiento como mujeres.

 

Con los amigos aprenden mediante el juego las reglas sociales. En el poco tiempo que tienen de reunión juegan a ser adultos, cultivando, vendiendo y comprando productos, cuidando niños, etc., de tal manera que gran parte del juego es funcional y no de pura recreación.

 

Otro modo de educar son los cuentos relacionados con las actividades y avatares de la vida cotidiana, que utilizan pájaros y animales para mostrar el camino hacia una vida cómoda y honorable y contienen una mezcla de moralidad y de antiguas supersticiones.

La educación que se recibe desde la escuela no contribuye a la mejor incorporación del niño en su comunidad sino a la iniciación de éste en la sociedad global dominante. Tanto la temática del curriculum como los medios de aprendizaje (por ejemplo el uso forzado del castellano), e incluso las actitudes implícitas de la mayoría de profesores, llevan en conjunto a despreciar la cultura comunal y rural y a sobrevalorar, en cambio, la vida fuera de la comunidad.brayan